El próximo 30 de julio de 2010 se tomará una decisión fundamental para el sector hidroeléctrico nacional: ese día se sabrá qué empresa estará a cargo del proyecto hidroeléctrico Pescadero-Ituango, uno de los proyectos más importantes en Latinoamérica, localizado en el norte de Antioquia, con un valor cercano a los $2.800 millones de dólares.

Muchas voces se han levantado para llamar la atención sobre el proceso de selección de la empresa que tendrá a su cargo hacer realidad una hidroeléctrica que generará 2.400 megavatios, una de las de mayor potencial del país. Dirigentes gremiales y políticos, exministros, gobernantes, periodistas y un número cada vez mayor de ciudadanos, han advertido sobre lo que se estaría "cocinando" desde la Gobernación de Antioquia en torno de este proyecto que podría pasar de ser una gran esperanza para los antioqueños y para el país a convertirse en un gran negocio de unos pocos en contra de los intereses nacionales. Como lo advierte un bloguero en términos muy paisas: "sigan pendejiando y los chinos se quedan con eso..." (Megaproyecto hidroeléctrico Pescadero-Ituango en subasta)[i].

Una esperanza para Antioquia y el país

La Cámara Colombiana de Infraestructura informó así a sus asociados sobre lo que para el gremio representa el Proyecto Hidroeléctrico Pescadero Ituango, cuando se cristalizó la iniciativa:[ii]

"Para la Cámara Colombiana de la Infraestructura CCI Seccional Antioquia, es muy grato informales el anuncio que hizo la Compañía de Expertos en Mercados XM S.A. E.S., donde informó la asignación de Energía Firme para el Cargo por Confiabilidad -ENFICC- a dos de los proyectos hidroeléctricos localizados en el departamento de Antioquia. Para los afiliados a la CCI debe ser motivo de satisfacción conocer que el Proyecto Hidroeléctrico Pescadero Ituango, es uno de los favorecidos en esta asignación con 1.085 gigavatios hora/año a 13.998 dólares el megavatio... Este hecho se convierte en el mejor anuncio de los últimos años y sin duda la mejor oportunidad de trabajo para las empresas del sector, bien sean consultores, constructores y proveedores que tendrán un panorama difícilmente vivido antes en nuestro país. Nos complace contar con tan gratas noticias, que nos permiten vislumbrar un futuro promisorio e histórico, no solo para las empresas del sector sino para Antioquia y el país.

Y tenía razón el gremio para despertar esperanza y expectativa. Según los términos de referencia del proyecto[iii] la sola localización del proyecto implica un impacto positivo para la transformación de una zona marcada por conflictos muy agudos. "El área donde se ubican las obras y el embalse del Proyecto Hidroeléctrico Ituango están localizadas al norte del Departamento de Antioquia, entre Liborina al sur y la desembocadura del río Ituango en el Cauca, al norte. Las obras principales se concentran al norte del departamento, a unos 170 kilómetros de la ciudad de Medellín, pasando por el municipio de San Andrés de Cuerquia y a 7 kilómetros aguas abajo del denominado Puente Pescadero sobre el río Cauca, en jurisdicción de los municipios de Ituango y Briceño. El embalse formado con la construcción de la presa inundará territorio de los municipios de Ituango, Peque y Buriticá por la margen izquierda; Briceño, Toledo, Sabanalarga y Liborina por la margen derecha".

Esos términos describen el aprovechamiento del proyecto: "en el sitio de presa (se aprovecha) un caudal promedio de 996 metros cúbicos por segundo, el cual es alcanzado por el río Cauca luego de un recorrido de unos 900 kilómetros, a lo largo de los cuales recibe una cuenca de drenaje de 37.820 kilómetros cuadrados desde su nacimiento, de los cuales 9.230 kilómetros cuadrados (24%) corresponden al área tributaria en el departamento de Antioquia".

En síntesis, una gran riqueza hídrica localizada en una zona clave para el Departamento de Antioquia, se aprovechará para una gigantesca generación de energía eléctrica, en un período de siete años durante los cuales los colombianos podríamos generar múltiples oportunidades de empleo y desarrollo, sobre todo por la presencia de un socio como Empresas Públicas de Medellín, con gran trayectoria y experiencia en el desarrollo de proyectos similares y cada vez de mayor envergadura. Una empresa pública que, además, ha puesto en marcha un esquema de distribución de la riqueza generada mediante la transferencia de utilidades para respaldar programas sociales que buscan la equidad para la población: becas, colegios, medio ambiente y, en general, podría afirmarse que buena parte de los programas que permiten que muchos antioqueños accedan a la educación y a los beneficios del desarrollo.

Un proyecto que nació en Antioquia

Aunque el proyecto ha tenido notoriedad en los últimos meses con ocasión de las jugadas del Instituto para el Desarrollo de Antioquia para dominar el rumbo,  desde el 18 de agosto de 1969 reposa en los archivos de la firma Integral la propuesta "Desarrollo hidroeléctrico del Cauca Medio, memorando preliminar sobre capacidad potencial y posibilidades del desarrollo escalonado". Su autor, Don José Tejada Sáenz, ingeniero civil y de minas de la Universidad Nacional, socio fundador y gerente General de Integral entre 1955-1981.

Don José, a quien se le considera el "papá" del proyecto, identificó los sitios en los que se podrían construir nueve represas, entre las cuales está Pescadero Ituango.

El primer estudio de factibilidad de Pescadero Ituango data de 1982. Ese año, Integral proyectó para Interconexión Eléctrica S.A. una obra con capacidad instalada de 4.270 megavatios, que demandaría una inversión de 2.314 millones de dólares.

En 1998 Integral se vincula con la sociedad promotora de Pescadero Ituango, con un paquete accionario del orden del 7 por ciento.

En el año 2002, los técnicos EPM afirmaban que Pescadero Ituango no era viable y que no convenía seguirle metiendo plata al proyecto. Como socio y consultor a Integral le tocó librar una batalla para cambiar esta percepción con argumentos muy sólidos.

En ese entonces, la presidencia de Integral estaba en cabeza de Federico Restrepo Posada, hoy Gerente General de EPM. Restrepo Posada laboró durante 24 años con esta firma, luego fue representante del alcalde Sergio Fajardo en la Junta Directiva de EPM y desde abril de 2008 es el Gerente General de EPM, el segundo socio en Pescadero Ituango, después de la toma hostil por parte del Idea.

Las jugadas poco claras del IDEA

En cabeza de Álvaro Vásquez Osorio, Gerente General del IDEA, la Gobernación de Antioquia rompió un acuerdo que generaba un equilibro entre los dos grandes socios de Pescadero Ituango. Ese acuerdo estipulaba que EPM tendría 44 por ciento de las acciones y otro tanto para el IDEA. Para llegar a ese punto, EPM había decidido "bajarse" de su dominio accionario del 53% para alcanzar el acuerdo. Con cerca del 88 o 90 por ciento en manos de los dos grandes, el resto quedó en manos de accionistas minoritarios.

Con la toma hostil, el IDEA quebró este pacto de caballeros, asumió el dominio en la sociedad y con la operación puso en riesgo las finanzas y la estabilidad misma del Instituto, hasta entonces considerado sólido y seguro. De ese tema se han ocupado varios analistas, entre los que se destaca Eugenio Prieto Soto, ex gerente del IDEA, Ex Gobernador de Antioquia y hoy Senador electo por el Partido Liberal.

Ese "golazo", como lo llamó el propio gerente Vásquez Osorio, puso en riesgo la realización del proyecto Pescadero Ituango por parte de EPM, al ponerla a competir con unas reglas no muy claras contra oferentes internacionales, quienes mediante una subasta podrían tomarse el mayor proyecto hidroeléctrico del país en detrimento de la riqueza nacional pues lo generado iría a bolsillos de particulares extranjeros y no a una entidad como EPM que ha generado un modelo de distribución social de las utilidades mediante las transferencias que hace al municipio de Medellín para la ejecución de diferentes programas de inclusión social de los sectores más pobres.

Además de poner en riesgo la solidez del IDEA, Vásquez Osorio está a punto de entregar este "coloso" a manos extranjeras, en una negociación que, según Eugenio Prieto Soto, raya con lo ilegal y antiético. Por eso, el ex embajador ante El Vaticano Juan Gómez Martínez ha prendido las alertas para que no se consume este proceso que, en sus palabras, tipificaría un verdadero delito y una traición a la patria, comparable a la entrega de Panamá por parte de Marroquín.

Hoy, sectores muy diversos de la opinión del país y de la región están actuando en defensa del patrimonio público y llaman a que en los diferentes foros y escenarios de deliberación se vigile la gestión del IDEA y se movilice a la ciudadanía en defensa de los intereses que están a punto de  convertir la esperanza de todos en un negocio de unos cuantos.

 


[i] http://www.denunciando.com/economia-y-comercio-205/223527-megaproyecto-hidroelectrico-pescadero-ituango-en-subasta.html

[ii] http://www.infraestructura.org.co/noticiasprincipales.php?np_id=114

[iii] http://www.eeppm.com/epm/institucional/documents/Terminosinterventoriainfraestructura.pdf